Cuban Art Cuban Art
 
Search:   
 
Eduardo Abela
El Habanero March, 01 2001
Eduardo Abela, Pilar del Arte Moderno Cubano
Maricela Corbo de Armas

Eduardo Abela, pilar del arte moderno cubano
Por Maricela Corbo de Armas


Abela, en él convergen el pintor y el caricaturista hacia la cima de la pintura nacional de Cuba.Este original artista ocupa un lugar singular en la historia del arte moderno cubano. Concurren en él, el excepcional humorista y el exquisito pintor.Esa dualidad suele darse en otros artistas, pero por regla general se destacan fundamentalmente en una de las dos vertientes.Cuentan sus contemporáneos que en los inicios, niño aún haciendo pininos pictóricos, solía plasmar las imágenes de algunos conocidos y éstos se quejaban de la exageración de algunos rasgos personales trazados por el lápiz de Abela. Ya estaba ahí la simiente del caricaturista, ascendiendo sin saberlo al primer peldaño del género.Eduardo Abela nació el 3 de julio de 1889 en San Antonio de los Baños, La Habana, Cuba. Desde los 12 años comenzó a trabajar como aprendiz de tabaquero en su pueblo natal. Ya desde entonces hacía caricaturas.En el año 1926 crea su personaje el Bobo, activo luchador social contra la dictadura del tirano Machado.Abela no da un golpe de suerte con su personaje el Bobo, éste se está lucubrando desde sus inicios en la caricatura y el personaje viene a plasmar la madurez humorística de su creador.Experto caricaturista, dibujante excelente, pintor de amplia perspectiva, Abela se eleva al Olimpo del humorismo cubano, con su legendario y mitológico Bobo que muestra sus cartas credenciales al público con una ingenuidad pícara y un aire tonto, encubridor de profunda lógica, pero sin deslices groseros, granjeándose así el favor popular y dejando listo el terreno de acción para el uso de sus armas principales en el combate social, mostrando el máximo de dignidad posible, asume el papel en representación del pueblo, enfrentando el deshonor y la injusticia de la dictadura de Machado.Tras la confusión general de cualquier noticia, aparecía su aclaración hecha por un Bobo, tan vivo, que supo entronizarse en el accionar político cubano y alcanzar más popularidad que el propio tirano.Un aval, además del estado de opinión social, se establece en la visión del artista que matiza su personaje con una nueva línea ágil, destacada como moderna dentro de la caricatura, con lo que adelanta en tiempo, cuatro o cinco años a Thurber, Daumier y Steimberg.Ajeno a su mérito artístico, el Bobo tiene de histórico, su plena identificación con el pueblo cubano, asumiendo posiciones de lucha y manteniéndose hasta el final de la batalla, a pesar de la censura que supo burlar con maestría.Desaparece el Bobo de la vida pública en 1933. Abela renuncia al periodismo y desvía sus esfuerzos al servicio diplomático.Cuba tiene un triángulo de honor para personajes de caricatura: El Liborio de Torriente; el Bobo de Abela, y el Loquito de Nuez. El primero de línea tradicional, pero con Abela se inicia la maduración de una línea y tendencia que verá su culminación en Nuez. Todos los caricaturistas posteriores a Abela tienen algo que agradecerle. Es nombre indispensable al hablar de humor en Cuba, aunque debiera serlo en el mundo donde aún no ha sido reconocido su pionerismo.Por haber nacido Abela y Nuez en el pueblo de San Antonio de los Baños es que éste es la sede de las Bienales Internacionales del Humor.
 
 
 
Copyright 2002-2013, Cernuda Arte. All Rights Reserved - Web Site Developed by Systeam